Malcom Filipe Silva de Oliveira (n. San Pablo, Brasil; 26 de febrero de 1997) es un futbolista brasilero que juega como extremo por ambas bandas o media punta, en el FC Girondins de Burdeos de la Ligue 1, máxima categoría francesa.

Fue convocado para defender la selección de Brasil en el Campeonato Sudamericano Sub-20 del 2015 que se realizó en Uruguay. Jugó 6 encuentros, anotó 1 gol y clasificaron al Mundial de la categoría. Nuevamente fue seleccionado para ser parte del plantel de Brasil y viajar a Nueva Zelanda para disputar la Copa Mundial Sub-20. Llegaron a la final, contra Serbia, pero perdieron en el alargue.